ÚLTIMA ENTRADA

ENTRADAS

12 febrero 2014

Ruta de el Quijote (Campo de Criptana)

CAMPO DE CRIPTANA

   Villa pintoresca, imagen típica de estas tierras, presidido su paisaje por los famosos molinos que confundiera Don Quijote con gigantes.
Capital del Campo del mismo nombre, la actual población es el resultante de la unión de otras tres más pequeñas: Criptana, el Campo, Villajos. El núcleo urbano más antiguo estaba situado donde hoy se encuentra el santuario del Cristo de Villajos; de allí se trasladaron sus habitantes hacia el castillo de Chitrana, lugar donde hoy se alza otro santuario, el de Nuestra Señora de Criptana.

Por los muchos restos encontrados es sus alrededores existen asentamientos del calcolitico, la Edad de Bronce y del Hierro, así como de la época romana. Al igual que muchos pueblos de la Mancha, fue durante siglos de dominio musulmán hasta que en 1212 paso a manos de la Orden de Santiago. En el santuario del Cristo de Villajos se conserva una talla del s.XIII de la Virgen con el Niño, encontrada durante la restauración de 1982.



Sin duda, el mayor atractivo de Criptana son sus molinos, situados en la sierra de la Paz; en la actualidad se conservan 10 de los 32 que tuvo en otras épocas. Tres de ellos han sido declarados monumentos por su antigüedad. El Burleta data de 1555, tiene 6 m. de diámetro y 12 ventanillos orientados según los doce aires, conserva en el tercer nivel su maquinaria para moler en perfecto estado. El Infante es de 1500 y presenta algunos deterioros en su estructura. El Sardinero se encuentra mejor conservado. Estos tres molinos son de propiedad municipal, los otros siete fueron construidos a partir de 1900: el Culebro alberga el museo de Sara Montiel, la Quimera el Museo de Labranza y en el Pilón el Museo del Vino.

 Los principales monumentos y restos de interés de Criptana son la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo ecléctico con dominio del neoclásico; el edificio del Pósito, del siglo XVI pero restaurado en el XVIII, cuenta en su portada con el escudo de los reyes castellanos. La iglesia barroca del convento del Carme, de finales del s.XVII con típica planta jesuítica, conserva una imagen de la Virgen del Carmen cuyo rostro es obra de Salzillo.
Cuenta igualmente con algunas ermitas de interés: la de la Vera Cruz, del s.XVI, la de San Cristóbal, barroca, la de San Sebastián y la de San Pedro, la de Madre de Dios, también barroca de finales del s XVIII.



Al pie de la sierra de la Paz existe una “zona de respeto” que pretende conservar un ámbito de casas populares manchegas encaladas, estrechas calles, con algunas escalinatas. Una de ellas es la Casa de los Tres Cielos, típica vivienda-cueva que se encuentra en la Cuesta de la Virgen 





Fuente: Folleto nº22 JCCM

0 comentarios:

Publicar un comentario